Recién Nacidos

Información

¡Enhorabuena Papis!

Por fin llegó. Ya está aquí lo que llevábais soñando durante 9 meses. Cada momento en la vida de vuestros hijos será inolvidable, pero el día de su nacimiento es algo muy especial. Todavía están enroscaditos, pensando que siguen o añorando estar en el vientre materno. Me encanta captar esa ternura de los primeros días, tienen todo tan diminuto y perfecto a la vez. Son delicados y hechos con amor. Por eso sé, que me confiáis lo más importante de vuestra vida.

Esta sesión es la más delicada de todas con diferencia. Aquí no hay normas, ni tiempos más que los que vuestro bebé demande. Él o ella será quien marque el ritmo de toda la jornada y nadie mandará más que él. Será lo más importante durante todo el proceso, y como tal, será tratado. Es una sesión dulce, delicada, entretenida y cargada de paciencia. Para las sesiones de recién nacido, necesitamos que el bebé esté completamente dormido, para que al moverlo y posicionarlo de forma delicada no se despierte con facilidad y de esta manera, poder realizar las fotografías. El bebé tiene unas necesidades básicas que tendremos que cubrir (querrá comer, se hará pipí, querrá dormir, llorará…) todo ello se traduce en sesiones más largas de lo normal, pudiendo alargarse hasta las 5 horas. Para que una sesión pueda considerarse de recién nacido, debe realizarse como norma general dentro de los primeros 15 días de vida, pero mi recomencación personal es programarla antes de los 10 días, por si en la primera cita por X motivos el bebé está demasiado irritado y es necesario repetir la sesión antes de cumplir el tiempo recomendado. Después de ese tiempo no es tan aconsejable hacer la sesión, porque los bebés ya no duermen tan profundo, son más conscientes del entorno que les rodea (se espabilan más) suelen estar más irritados, algunos empiezan a sufrir los famosos cólicos, podrían aparecer granitos en el rostro…

Recomiendo que durante el embarazo nos pongamos en contacto, y tras estudiar vuestras necesidades proceder a hacer la reserva y de ese modo dejaré hueco en mi agenda de aproximadamente dos semanas en torno a la fecha probable de parto. Ya después del nacimiento y cuando aún estéis en el hospital, tendréis que avisarme para poder dejarlo todo planificado y concretar una cita en los siguientes días. A la sesión deberán acudir los padres con el bebé. Se realizará por la mañana, entre otras cosas porque es cuando los pequeños están más relajados y duermen más. Se harán fotos al bebé con el atrezzo y los accesorios que dispongo, pensados especialmente para «modelos» de su tamaño. Después os haré algunas fotos con los papás y con los hermanitos (si los hay). Los hermanitos deberán acercarlos (a ser posible) al estudio cuando hayamos terminado de hacerle la sesión al bebé, porque al ser sesiones largas se aburrirían demasiado y también debemos cuidar que el ambiente en el estudio sea de absoluta tranquilidad para el bebé. Mil gracias por dejarme crear este dulce recuerdo para vosotros.

Apúntate y sé la primera en enterarte de mis promociones y ofertas